martes, agosto 25, 2015

Reseña sobre el Dr. Luis Guillermo Portillo



Esta nota de prensa apareció en el año 1990.

--------
Médico, Profesor y Bienhechor

Por: Dr. Heberto Jiménez Navas

Ese fue en vida el Dr. Luis Guillermo Portillo, fallecido exactamente el 18 de noviembre de 1990, día de la Chinita.

Luis Guillermo Portillo, excelente Médico Internista, se dedicó al ejercicio de la Medicina, profesión y apostolado que practicó siempre.

Fue llamado a la Facultad de Odontología de L.U.Z., cuando ejercimos funciones de gobierno para fundar la Cátedra de “Medicina Interna”, lo cual cumplió a cabalidad, a pesar de las dificultades que para la época (1966) significaba, lo novedoso en los planes de estudios odontológicos, la incorporación de tan fundamental conocimiento científico en la formación de los profesionales de la Odontología.

Su competencia científica y su altísima vocación de servicio significaron cualidades insuperables para el logro del objetivo propuesto dentro de la conceptualización integral de la salud, y su especificidad en los aspectos estomatológicos. A partir de ella hizo escuela en la Enseñanza de la Medicina Interna en Odontología, dejando valiosos seguidores.

Hombre con plena conciencia de su deber ciudadano, siempre estuvo atento en la defensa de lo genuinamente universitario y de lo patriótico. Médico, humanista por excelencia, practicó la Medicina sin ánimo de lucro y con alta solidaridad para con sus pacientes, a quienes trató con bondad exquisita. 

Como Profesor, no admitía sino lo que fuera la mejor enseñanza y formación integral de sus alumnos. Serio, responsable, disciplinado, equilibrado, exigente, pero comprensivo, caballeroso como el que más, fino y generoso. 

Como amigo, practicó la lealtad en grado superior como un principio doctrinario sobre el cual no admitía debilidades o desviaciones. Hombre de buen humor, que disfrutaba de la buena relación amistosa, y de la cual derivaba su más grande felicidad. 



Figura 1. Nota de prensa original

martes, octubre 21, 2014

DEFINICIONES BÁSICAS PARA EL ESTUDIO DE LA GEOMETRÍA EUCLIDIANA

La Ciencia del ingeniero debe ser práctica, pero no empírica. 
El empirismo termina en rutina, y la rutina en ceguera. 
El ingenio se cultiva también con la luz de la razón 
cuando la intuición no ilumina lo bastante, 
y la Matemática que necesita el técnico 
debe proporcionarle no sólo los conocimientos pragmáticos, 
los útiles de su trabajo, 
sino también el hábito de manejarlos con buen criterio.

Puig Adam, Pedro - Curso de Geometría Métrica,Vol. 1 Fundamentos - 1947


Unfortunately, mathematicians do not always adhere to their own canons of accuracy 
with respect to terminology.

Birkhoff and Beatley - Basic Geometry, Manual for teachers - 1943



Este Glosario intenta ser “auto-contenido”, tal y como es la  Geometría euclidiana misma: en el Espacio Euclidiano existe todo el Universo de objetos (Elementos Geométricos). Es un pequeño viaje desde las definiciones grandes hacia los elementos primitivos. Siempre pensé que el título matemático tiene como sinónimo el título analista. El oficio de analista es usar la facultad racional para desmontar/construir discursos, información en todas sus formas, infraestructuras lógicas deductivas con el objetivo de estudiarlas para conocer su Valor Veritativo.


La precisión y belleza de toda la infraestructura matemática proviene de su semi-rigidez. Los años de trabajo abstracto enseñan que el analista/matemático no debe adoptar una postura rígida (ortodoxa) frente a los problemas. Newman y Kasner, en su libro Matemáticas e imaginación, remarcaron –“a menudo el rigor matemático solo sirve para provocar otra clase de rigor…el rigor mortis de la creación matemática”. La herramienta fundamental del analista (precisamente para no ser un sujeto con pensamiento rígido) es la flexibilidad en su pensamiento: un ir y venir entre el universo de lo abstracto y la materialidad.

Se trata, este breve trabajo, de un homenaje a la lucha contra el olvido. Como parte de mi investigación, estuve escarbando la biblioteca nacional en Caracas, en busca de trabajos y traducciones de los Elementos de Euclides. Tuve la suerte de encontrar una obrita producida por la UNAM en 1944. En su preámbulo, el Prof. García Bacca hizo un análisis filosófico de la obra de Euclides. Inmediatamente me dí cuenta que estaba en presencia de un libro histórico. El libro lo encontré en condiciones deplorables: humedad y roturas llenaban sus tapas y hojas. Muchos textos parecidos se encuentran en condición similar en esa biblioteca (y en otras bibliotecas del país, incluida la librería del Palacio de las Academias en Caracas). Hago desde aquí un llamado a digitalizar muchos libros valiosos como estos para contrarrestar el olvido.

1.- La palabra Lógica proviene del vocablo griego logos que significa Discurso o Raciocinio. Es una rama de la filosofía que estudia el razonamiento.

2.- La Lógica Matemática es el estudio sistemático de los razonamientos correctos para diferenciarlos de los incorrectos.

3.- Discurso es la facultad racional con que se infieren unas cosas a partir de otras. Ejemplo: "c^2 = a^2 + b^2" es un Discurso racional.

4.- Oración Gramatical es la unidad del lenguaje que expresa un sentido completo.

5.- Una Proposición es una Oración Gramatical que es verdadera o es falsa pero no ambas cosas a la vez.

6.- Una Forma Proposicional es una Oración Gramatical que incluye Variables. Ejemplo: "x es un número primo". No es una Proposición, dado que no es posible determinar si es verdadera o falsa.

7.- Una Definición es un convenio sobre el significado de un Término en particular según el cual el Definiendum puede sustituir al Definiens. Consta de dos Expresiones llamadas Definiendum y Definiens.

8.- Conjunto es un término primitivo que no se define. Es sinónimo de Agregado o Colección de Objetos, y estos Objetos se llaman sus Elementos.

9.- Una Variable es un Símbolo que denota un Elemento cualquiera de un Conjunto no vacío. Este Conjunto se llama Rango o Universo del Discurso de la Variable, y sus Elementos se llaman Valores de la Variable.

10.- Una Constante es una Variable cuyo Rango tiene un solo Elemento.

11.- Una Circunferencia es el Lugar Geométrico de los Puntos que equidistan de un Punto dado, y puede trazarse con compas. También, una Circunferencia de centro un Punto O y de Radio un número K > 0 es el Conjunto de los Puntos que están a la distancia K de O.

También se llama Radio al Segmento que une el centro O con cualquier Punto P de la Circunferencia. Esta palabra Radio se usa en dos sentidos.

Cuando se diga "el Radio" significa: el número K > 0. Cuando se diga "un Radio" significará: un Segmento. Lo propio ocurre con el vocablo Diámetro.

Un Punto P dícese interior a O(k) si OP < K.

En este glosario se sigue la simbología del Prof. Darío Durán Cepeda [2]

12.- Un Ángulo es la unión de dos semirectas con un extremo común. A este extremo común se le denomina Vértice del Ángulo y las semirectas se les llama Lados del Ángulo. La notación comúnmente usada para expresar la medida de un Ángulo es m

13.- Un Ángulo dícese Agudo, Obtuso o Recto si su medida es menor, mayor o igual a 90°.

14.- Se llama Cuerda al Segmento que une dos Puntos de una Circunferencia.

15.- Un Diámetro es una Cuerda que pasa por el Centro de la Circunferencia. También, se llama Diámetro al número 2K.

16.- Dos Puntos se dicen Diametralmente Opuestos si son extremos de un Diámetro.

Teorema: Un Diámetro en una Circunferencia es la Cuerda de mayor longitud.

17.- Circulo es el Conjunto de los Puntos interiores a una Circunferencia.

18.- Un Lugar Geométrico es una Figura Geométrica cuyos Elementos Geométricos (Puntos, Rectas), y solamente ellos, gozan de una misma Propiedad, como la Circunferencia.

La Mediatriz de un Segmento es otro Lugar Geométrico, ya que sus Puntos, y nada más que ellos, distan individualmente lo mismo de los extremos del Segmento, por Rectas Oblicuas que se separan igualmente del Pie de la Recta Perpendicular, y cualquier Punto que no pertenezca a la Mediatriz no goza de esa Propiedad.

Análogamente, la Bisectriz de un Ángulo es el Lugar Geométrico de los Puntos, que individualmente distan lo mismo de los Lados del Ángulo, lo cual se ve por giro de la Figura o la mitad de ella, alrededor de la Bisectriz.

19.- Desigualdad triangular: un Lado de un Triángulo es menor que la suma de los otros dos Lados.

20.- Dados tres Puntos no-Colineales A, B, C, se llama Triángulo a la Figura obtenida por la unión de los tres Segmentos AB, AC y BC.

21.- Esta es una hermosa definición de Postulado escrita por el Dr. Juan David García Bacca en su introducción filosófica a los Elementos de Euclides:

"Y en nuestros días llamamos Postulados a todos los axiomas geométricos, es decir: cosas no evidente al entendimiento especulativo que tienen que ser construidas según normas para que el entendimiento las pueda intuir y luego formular como Proposiciones.


A la acción constructora le sigue la contemplación." [1]

22.- Si un Punto P está en el Plano de O(k), entonces los números OP y k satisfacen la "Ley de Tricotomía": "Se cumple una y solamente una de las siguientes posibilidades: OP < k, OP = k, OP > k".

Esto indica que O(k) divide al Plano en tres regiones excluyentes: el Círculo de centro O y Radio k, la Circunferencia de Centro O y Radio k y el exterior de la Circunferencia.

23.- Se dice que M es el Punto Medio del segmento AB si AM = MB y M está entre A y B. En este caso también se dice que A y B son Puntos Simétricos respecto de M o que A es el Simétrico de B respecto de M o que M Biseca al segmento AB.

24.- El Segmento que une un Vértice de un Triángulo y el Punto medio del Lado opuesto se llama Mediana de ese Lado. También se llamará Mediana a la Longitud de ese Segmento.

25.- El Segmento que une un Vértice de un Triángulo y su Proyección Ortogonal sobre la Recta que contiene al Lado opuesto se llama Altura de ese Lado.

También se llama Altura a la Longitud de ese Segmento.

26.- El Punto de corte de las Medianas de un Triángulo se llama Baricentro del Triángulo. También se llama Centroide o Centro de Gravedad del Triángulo.

27.- La intersección de las alturas de un Triángulo se llama el Ortocentro del Triángulo. El Triángulo cuyos vértices son los pies de las alturas de otro Triángulo se llama Triángulo Órtico de éste.

28.- Un Punto de Menelao (Menelaus según [6]) de un Lado de un Triángulo es un Punto que no es Vértice del Triángulo y está en la Recta que contiene a ese Lado del Triángulo.

29.- Se llama Ceviana de un Vértice de un Triángulo al segmento determinado por el Vértice y un Punto de Menelao del Lado opuesto. Este último Punto se llama Pie de la Ceviana. La Ceviana es interior o exterior según que su Pie sea un Punto interior o exterior del Lado.

Menelaus de Alejandría fue un astrónomo griego que vivió en el primer siglo de nuestra era. Escribió la obra llamada Esférica donde estudió los triángulos esféricos y los puntos colineales. El matemático Giovanni Ceva (ca. 1647 – 1736) publicó un trabajo sobre las rectas concurrentes.

30.- Una Función de un Conjunto no vacío X en un Conjunto no vacío Y es una regla que asigna a cada Elemento de X un único Elemento de Y. Este único Elemento se llama su Imagen. El conjunto X se llama el Dominio de la función, y el Conjunto Y se llama su Codominio. Una Función de X en Y se dice Biyectiva si elementos distintos de X tienen imágenes distintas, y cada Elemento de Y es imagen de algún Elemento de X.

31.- Se llama Correspondencia Biunívoca entre dos triángulos a una Función Biyectiva entre sus vértices. Escribiremos ABC ↔ DEF para denotar la correspondencia biunívoca entre los triángulos ABC y DEF siempre y cuando los vértices D, E y F sean las respectivas imágenes de los vértices A, B y C. Toda correspondencia biunívoca induce una correspondencia biunívoca entre sus ángulos y sus lados.

32.- Una Semejanza entre dos triángulos es una correspondencia biunívoca entre sus vértices tal que los ángulos correspondientes son iguales y sus lados correspondientes son proporcionales.

33.- Dos triángulos ABC y DEF son semejantes o el triángulo ABC es semejante al triángulo DEF, y se escribe ABC DEF, si la Correspondencia Biunívoca ABC DEF es una Semejanza. El Factor de Proporcionalidad entre los lados correspondientes se llama Razón de Semejanza.

34.- Una Congruencia entre dos triángulos es una Correspondencia Biunívoca entre sus vértices de modo que sus ángulos correspondientes y sus lados correspondientes sean iguales. Diremos que dos triángulos ABC y DEF son congruentes o que el triángulo ABC es congruente con el triángulo DEF, y se escribe ABC DEF, si existe una Correspondencia ABC DEF entre los vértices.

35.- Una Congruencia entre dos Figuras es una Correspondencia Biunívoca que preserva distancias. Por esta razón las congruencias se llaman en ocasiones Isometrías (isos = igual; metrón = medida). Esta definición es una generalización de la definición de Congruencia de triángulos.

36.- Una Proporción es la igualdad de dos razones, y es verdadera sii el producto de los extremos es igual al producto de los medios, es decir, x/a= b/y si y sólo si a.y = b.x.

En el Libro V de los Elementos de Euclides se pueden leer las siguientes dos definiciones:
a) Una Razón es determinada relación con respecto a su tamaño entre dos magnitudes homogéneas.
b) Llámense proporcionales las magnitudes que guardan la misma razón.

Se puede intuir de allí que la Razón de dos cantidades es el cociente entre ellas y que una Proporción es la igualdad de dos razones

37.- Se dice que los segmentos a, b, c, d forman una Proporción si a/b = c/d. Los segmentos a y d se llaman los Extremos de la Proporción, y los segmentos b y c se llaman sus Medios. Cada uno de esos segmentos se llama la Cuarta Proporcional de los segmentos restantes.

Se dice que el segmento b es Media Geométrica o Media Proporcional de los segmentos a y c si b^2 = a.c. En este caso cualquiera de los dos factores del segundo miembro se llama una Tercera Proporcional.

38.- Un Punto es el Límite mínimo de la Extensión, que se considera sin Dimensión alguna. Evidentemente, para hacerlo parte de toda la estructura, se tendrán que analizar las palabras Límite, Extensión y Dimensión y eso nos llevaría lejos de la Geometría. Por estas razones la Geometría acepta el Punto como Término Primitivo. Lo propio ocurre con las palabras Recta y Plano

El enfoque sistémico (modularización y orientación a objeto), reciente dentro del conocimiento humano, puede ayudarnos a entender. Es una acción de observar en perspectiva. De lejos solo existe el Punto. Luego al aproximarnos más al objeto pudieran aparecer detalles: en este instante deja de ser un Punto y sus partes, ahora visibles, aparecen como Puntos en nuestro espacio. La experiencia sigue a medida que avanzamos. Por eso se trata de un "límite de la extensión".

39.- Los Términos Primitivos de la Geometría son [2]:
(a) Los Puntos
(b) Ciertos Conjuntos de Puntos que llamamos Rectas
(c) La Distancia entre dos Puntos
(d) La Medida de un Ángulo
(e) El Área de ciertos Conjuntos de Puntos
40.- El Espacio es el Conjunto de todos los Puntos.
El Espacio Abstracto de la Geometría Euclidiana goza de las siguientes Propiedades:
- Continuo (sin interrupciones)
- Homogéneo (sin diferencias en sus partes)
- Isótropo (sin deformaciones: todas las Rectas son iguales)
- Divisible indefinidamente (sin átomos de extensión) à contrastar con def. de Punto
- Accesible en todos los Puntos
- Compenetrable (dos figuras pueden ocupar el mismo lugar)
- Tridimensional (definen una posición tres “direcciones” perpendiculares)
- Independiente del tiempo (existe sin que el tiempo influya en su modo de ser)
Vemos como el Espacio, al igual que cualquier otro objeto matemático, posee propiedades notables intrínsecas. En otras palabras:
¡la inmensidad del Espacio como objeto de estudio en sí mismo! 
41.- La Geometría es la parte de la Matemática que estudia las Propiedades Notables intrínsecas de las Figuras Geométricas. Estas Propiedades de las Figuras admiten un doble orden de clasificación: Propiedades Métricas, Proyectivas, Topológicas y el de las llamadas Propiedades de Posición, Extensión y Forma.
Las Propiedades de las Figuras Geométricas resultan de las Propiedades del Espacio.
42.- Propiedad es el Atributo o Cualidad esencial de alguien o algo.
43.- Cualidad es cada uno de los Caracteres, naturales o adquiridos, que distinguen a las personas, a los seres vivos en general o a las cosas.
44.- Un Sistema Axiomático es la plataforma que sostiene a toda infraestructura lógica deductiva y consiste en lo siguiente:
(a) Un Conjunto de Términos Primitivos que constituyen la base del Vocabulario necesario
(b) Un Conjunto de Proposiciones iniciales no demostradas
(c) Leyes de la Lógica
(d) Un Conjunto de Teoremas que enuncian las Propiedades de los Términos Primitivos
Un Sistema Axiomático, como todo objeto matemático, posee propiedades notables intrínsecas. Se trata de las propiedades de un axioma y del conjunto de axiomas: (d.1) cada axioma debe ser compatible; (d.2) el conjunto de axiomas debe ser completo; (d.3) el conjunto de axiomas debe ser coherente.
Puede darse la situación que un conjunto de axiomas, por sí solo, no es suficiente para sostener un a determinada infraestructura lógica deductiva. En caso tal, el analista/matemático debe buscar (o inventar) otros axiomas y añadirlos a su sistema axiomático.
Es bueno tener siempre en cuenta que existen muchos objetos matemáticos, algunos son simples mientras que otros (construidos en base a los objetos simples) son compuestos. Entre los objetos matemáticos que han sido más elaborados tenemos los vectores, las matrices, algunos objetos físico-matemáticos como los tensores y los espacio vectoriales.
45.- Una Figura Geométrica es un Conjunto de puntos.
46.- Un Argumento Lógico es un Conjunto finito de Proposiciones donde la última de ellas se llama Conclusión, y las restantes se llaman Premisas.
Si p1, p2, …pn son Premisas de un Argumento y q es la Conclusión, entonces escribiremos [p1, p2, …, pn] lŀ q
Definición (del punto 46).
Diremos que el argumento [p1, p2, …, pn] lŀ q es Válido si la Condicional (p1 ^ p2 ^ …^ pn) => q
Es una Tautología. Se dice que el Argumento es una Falacia si no es Válido.

Resumiendo algunas notaciones empleadas en la Geometría Euclidiana:

A, B, C, ... son los vértices o ángulos correspondientes de un Polígono. a, b, c, ... son los lados del polígono. Si ABC es un triángulo a, b, c son los lados opuestos a los ángulos A, B, C. s es el Semiperímetro del triángulo ABC y p = 2s es el Perímetro. La recta AB es la recta que pasa por los puntos A y B. La circunferencia ABC es la circunferencia que pasa por los puntos A, B, C. O(A) es la circunferencia de centro O que pasa por A. O(k) u O(AB) es la circunferencia de centro O y de radio k o AB. ha, hb, hc son las alturas y ma, mb, mc son las medianas de los lados a, b, c del triángulo ABC. Las alturas de un triángulo se cortan en su Ortocentro H. Las medianas de un triángulo se cortan en su Baricentro G que triseca a cada mediana. wa, wb, wc son las bisectrices interiores y wa`, wb`, wc` son las bisectrices exteriores de los ángulos A, B, C de un triángulo ABC. Las bisectrices de los ángulos de un triángulo se cortan en su Incentro I, que es el centro del Incírculo, es decir, de la circunferencia tangente a sus lados. Su radio r se llama el inradio y 2r se llama el Indiámetro. Las mediatrices de los lados de un triángulo se cortan en su Circuncentro O, que es el centro del Circuncírculo, i.e., la circunferencia que pasa por los vértices del triángulo. Su radio r se llama el Circunradio y 2R se llama el Circundiámetro. Un Excírculo de un lado de un triángulo es la circunferencia que es tangente a ese lado y a las prolongaciones de los otros dos lados. Sus centros se llaman excentros y se denotan por Ia, Ib, Ic. Sus radios se llaman exradios y se denotan mediante ra, rb, rc. AOB es el ángulo de vértice O y de lados las semirrectas OA y OB.

Referencias:
[1] Euclides, Hilbert, David, García Bacca, Juan David - Elementos de Geometría - UNAM, 1944
[2] Duran Cepeda, Darío - Geometría Euclidiana - 2005
[3] Jiménez, Douglas - Geometría: El encanto de la forma - 2005
[4] Biosca, Francisco M. - Geometría - Enciclopedia LABOR, 1962
[5] Postigo, Luis - Matemática
[6] Cajori, Florian – A History of Mathematics
[7] López, Nayit E. - Fundamentos de Geometría Métrica Plana
[8] Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española

viernes, febrero 08, 2013

Sobre héroes olvidados y el día que conocí la obra de Ramos Sucre


Era ya muy tarde en mi vida cuando leí las primeras prosas del poeta venezolano José Antonio Ramos Sucre. A Ramos Sucre hay que leerlo temprano cuando la sensibilidad nos sale. Por el lado materno, descendía Ramos Sucre del gran Mariscal Antonio José de Sucre: este último matemático, ingeniero militar y trabajador incansable.

La introducción me la dio mi gran amigo Sinforiano Guerrero Lobo, luchador de toda la vida y lector como el que más. Con ese hablar de los pueblos de Mérida, con la mirada firme y la palabra fuerte pero justa. Lo vi y escuché enfrentar a varios detractores suyos y de su hermano, en escenarios importantes; incluso dándole la mano al tiempo que decía sus verdades a su atacante: cómo me hubiese gustado poseer esa firmeza en el pulso. Un hermano de Sinforiano era aquel funcionario legendario de la PTJ llamado Juan de Mata Guerrero quien participó en el esclarecimiento del caso sonado del Monstruo de Guarenas y también en la caza del Macho Machera en Mérida (con Sinforiano fui una tarde a la hemeroteca de la Biblioteca Nacional en busca de viejos periódicos de aquellos años 1970 y 1980 para un libro que prepara).

Trabajó Sinforiano en la Librería Historia (por la década de los 1970) que era dirigida por los hermanos Castellanos frente al Capitolio en Caracas. Los medio días almorzaba en la famosa Casa de los Espaguettis en el Centro. Conoció Sinforiano en la Librería Historia a grandes escritores y lectores como Argenis Rodríguez y Ramón J. Velazquez; a artistas plásticos como Cruz Diez y Jesús Soto. A inicios del año 2012, como en un viaje al pasado, visitamos Sinforiano y quien escribe lo que queda de la vieja Librería Historia. Nos recibe Jonás Castellanos, librero. Fue esa misma tarde que Sinforiano me contó su último encuentro con el gran escritor Argenis Rodríguez: en una cervecería de La Candelaria. Iba Argenis a la librería Historia en busca de sus amados libros y en busca de uno que otro trago para sobrevivir una tarde más, una noche más. Como bien escribió Thomas Wolfe en su obra cumbre Del Tiempo y el Río [0] (treinta años pasó Argenis con esa obra en sus manos y siempre fue su inspiración, como fue tambien inspiración para otros desarraigados que siempre hemos sido):

--Cita

¡Inmortal borrachera! ¿Cómo podríamos celebrarte, oh alcohol, qué canción te podríamos cantar, qué elogio sería suficiente para expresar la alegría, la gratitud, y el amor que te debemos los que hemos conocido la juventud y la ansiedad de los Estados Unidos?

¡Estamos tan perdidos, tan solos, tan olvidados en esta América del Norte! ¡Cielos inmensos y salvajes nos cobijan, y no tenemos ninguna salida!

Pero tú, borrachera inmortal, llegaste a nosotros en nuestra juventud, cuando nuestros corazones estaban enfermos de angustias, nuestros espíritus enloquecidos por terrores desconocidos y nuestras cabezas vencidas por una vergüenza sin nombre. Llegaste, victoriosa, para poseernos y llenar nuestras vidas con tu música salvaje; para hacer estallar el grito báquico de nuestras almas alborozadas, para hacernos saber que aquí, en la inmensidad de la tierra salvaje, bajo los cielos vastos e inhumanos del tiempo, en la desolación de las ciudades y las mareas grises e incesantes de la corriente humana, nuestra juventud se elevaría a la fortuna, a la fama y al amor, que nuestros espíritus serían vivificados por el poder de la grandiosa poesía y que nuestro trabajo continuaría triunfalmente hasta la realización mientras nos quedara un hálito de vida.
--


 De derecha a izquierda: Argenis Rodríguez y su idolo inmortal Thomas Wolfe. 
(Toda la vida de Argenis fue una encarnación del espíritu incrustado 
en la novela "Del Tiempo y el Río" de Wolfe)


Y fue en esos meses (de 2012) cuando comencé a leer a Ramos Sucre y a quemar mis últimas tontas esperanzas en su narrativa. Luego de leer las Memorias de Argenis Rodríguez, de sumergirme en la obra auto-biográfica de Wolfe y en la poesía de Ramos Sucre, ya nada fue igual. O mejor dicho, me he quedado con lo esencial: la ponzoña en el alma de la cual nos hablaba Argenis en algunos de sus escritos. La misma de la cual nos habla Sant Roz refiriendose a si mismo[1]:

--Cita
Dos novelas han marcado mi vida “El corazón de la tinieblas” de Joseph Conrad y “Los engranajes” de Ryunosuke Akutagawa. Los leí siendo estudiante de matemáticas en el Pedagógico de Caracas. Libros estremecedores que todos los días recuerdo mientras paseo, mientras converso, mientras miro desde la ventana la larga noche de la existencia. Uno no puede ser el mismo después de leer estas dos esenciales obras paridas por un genio de occidente y otro de oriente. Y a partir de esa lectura, digo, cuando lo hagas, entonces se crecerá tu carga, crecerá tu dolor y ya no estarás por aquí como un maniquí al que batuquean por todas partes. Te ubicarás en un punto superior desde el que verás mejor todos los oleajes de las ilusiones. Desde allí hablarás, dirás tus verdades y te maldecirán, y serás odiado y perseguido hasta la muerte. 

--


José António Ramos Sucre



El propio Argenis Rodríguez escribió sobre nuestro personaje Ramos Sucre lo siguiente [2]:

--Cita
Venezuela es un país de sorpresas. Aún andamos descubriendo su destino. Cuando Jorge Luis Borges era el prototipo de escritor universal de nuestra América, resulta que entre nosotros ya había existido uno semejante, que por desgracia se suicidó. Su obra, tres libros en prosa, nos habla de todo el universo. Arranca con los detalles de un héroe comoBermúdez y luego desemboca en la Europa renacentista. Este creador, llamado José Antonio Ramos Sucre, venía de la provincia. Era un solitario, un profesor y un diplomático. Las nuevas generaciones lo han llevado a España y a Méjico. En las letras Ramos Sucre es tan universal como Miranda. Sin embargo ahora es cuando Venezuela emprende su conocimiento.
--

Del resumen "Ramos Sucre: La Pasión por los Orígenes" de Guillermo Sucre [3], leemos:

--Cita
Más allá de cualquier otra valoración estética, hay que decir que Ramos Sucre no escribió prosa sino poemas en prosa. Lo que no es lo mismo. Es verdad que sus textos admiten muchas variantes, que no todos son homogéneos en su estructura o en su concepción. Pero, ¿no es lo mismo que se advierte en un libro como Le Spleen de Paris, de Baudelaire, que justamente ha sido considerado como modelo del poema en prosa? Es también verdad que algunos de esos textos, especialmente entre los primeros que escribió Ramos Sucre, se aproximan más al ensayo, la crónica, la reseña, y aun al discurso. Pero del mismo modo encierran una poética y una visión del mundo. Hay todavía signos más visibles, más reveladores.

Aun en sus textos discursivos o conceptuales, Ramos Sucre se apoya sobre todo en trazos relampagueantes de lenguaje: lo que cuenta no son sus ideas, sino el poder de una imaginación que logra iluminar antes que explicar. Imaginación que expone, no propone. Imaginación verbal: modular todo según un ritmo, una imagen, un símbolo. «Plática profana», escrito en 1912, es buen ejemplo de esto. Se trata de un discurso en exaltación del general Ezequiel Zamora; recordatorio convencional, hasta prédica moral (sobre el heroísmo y la patria), gracias al poder del lenguaje, ese discurso va adquiriendo una reverberación novelesca. La frase final, sobre todo, ¿no culmina en esa épica del destino, que es también destello verbal, y que luego hemos admirado en algunos textos de Borges? Habría que citarla: Anteriores días magníficos y no esos de nefasto nombre debieron componer la vida de Zamora: un escaso destino le permitió apenas la oportunidad de mirar con asombro infantil aquella ráfaga ardiente de batalla, pregonera de Venezuela Heroica por el ámbito de la América del Sur.

Ramos Sucre como simplemente prosista: sólo estamos ante uno de los tantos equívocos de que ha sido objeto su obra, y no de los mayores. Hay otros tal vez más sorprendentes. En su propia época sufrió el peor de todos: ni se la rechazó completamente, ni se la reconoció en su justo valor. La reticencia apenas disimulada y el elogio con frecuencia externo se combinaron para de algún modo mantenerla en una suerte de limbo estético: una obra rara, pero sin mayor trascendencia. Se la calificó, alternativa o simultáneamente, de romántica, pamasiana, simbolista, casi como si se tratara tan sólo de la obra de un esmerado, tardío epígono; otro modo de soslayar su radical singularidad. En efecto, ¿cómo podría pasar inadvertido el que esa obra fuese el resultado de un trabajo continuo sobre el lenguaje; el que su rigor formal encarnara, por sí mismo, una ética y una visión del mundo? Si, se habló de Ramos Sucre como el autor de piezas perfectas (de «esmero nimio», decían los autosuficientes), se destacó la corrección de su estilo, se aludió a su manía lingüística (manía, en griego, quiere decir delirio, y Platón hablaba de la divina manía del poeta): todo ello como si se tratase de algo prescindible o no esencial (no «humano») en la poesía; el don muy peculiar de un señor avezado en gramática y en idiomas clásicos y modernos.
--

Un breve extracto del escrito biográfico de Isabel Cecilia Ramos González [4]:

--Cita
José Antonio Ramos Sucre, uno de los más notables poetas venezolanos, nace en Cumaná el 9 de junio de 1890 y muere en Ginebra el 13 de junio de 1930. Hijo de Don Jerónimo Ramos Martínez y Doña Rita Sucre Mora, sobrina nieta del Gran Mariscal de Ayacucho, aprende sus primeras letras en Cumaná. Más tarde en Carúpano, bajo la tutela del tío, Presbítero Dr. José Antonio Ramos Martínez, culto y políglota, se inicia en los estudios del latín. De regreso en Cumaná estudia en el Colegio Nacional de Don José Silverio González Varela donde se gradúa de bachiller, trasladándose luego a Caracas para iniciar en la Universidad Central sus estudios de Derecho y Literatura y continuar aprendiendo idiomas (griego antiguo y moderno, sánscrito).

En el segundo año de su carrera de leyes, clausurada la Universidad, comienza Ramos Sucre a estudiar danés, idioma que domina en sólo cuatro meses; estudia también inglés, francés, alemán e italiano y las asignaturas correspondientes a los diversos años de la carrera, y es así como, en 1916, al establecerse los estudios libres, rinde en sólo tres meses los exámenes correspondientes a los cuatro años de derecho, alcanzando en 1917 el título de Doctor de Ciencias Políticas. Ya graduado, continúa con el estudio del sueco y del holandés («estudiar para mí es un morbo», diría en una ocasión a la madre) y trabaja como traductor e intérprete en la Cancillería, en la cual permanece hasta finales de 1929 cuando viaja a Europa, como Cónsul en Ginebra, donde muere en 1930. Simultáneamente Ramos Sucre desempeña las cátedras de Historia y Geografía Universales, Historia y Geografía de Venezuela y de Latín y de Griego, cátedras que gana brillantemente por concurso («no hay jurado para él», comentan los opositores, muchos de los cuales se retiran al saberlo concursante). Sólo temporalmente ejerce la carrera de abogado cuando es nombrado juez accidental de primera instancia en lo civil. Jurisconsulto preclaro y literato de eximia erudición, más partidario de las normas morales que del concepto rígido del derecho, produce una sentencia memorable en el campo del Derecho Internacional Privado, al disolver el vínculo matrimonial de cónyuges extranjeros, apartándose de la clásica obediencia al estatuto personal: «El juez suscrito, sentenciará, no puede acatar el estatuto personal extranjero cuando impone sobre la persona humana el yugo de una situación insostenible...».

La obra literaria de José Antonio Ramos Sucre está condensada en las siguientes publicaciones: Trizas de papel en 1921; Sobre las huellas de Humboldt, en 1923; La torre de Timón, en 1925; El cielo de esmalte y Las formas del fuego, en 1929.

En 1956 el Ministerio de Educación edita sus obras en la colección Biblioteca Popular Venezolana, pero será hacia los años sesenta cuando llegue el reconocimiento y las nuevas generaciones lo convirtieran en una de sus referencias más válidas. Para Juan Liscano, Ramos Sucre «es un refinado, un aristócrata del lenguaje, un hombre nutrido de una cultura clásica y romántica cuya escritura asume en tono trascendente y suscita sentimientos nobles de desespero, soledad y elevación». Para Francisco Pérez Perdomo «es el más admirado por las últimas promociones poéticas del país, es el poeta del dolor, un poeta que siente una hipnótica fascinación por lo oscuro y los abismos, un poeta alucinado que sufre en su soledad». Ángel Rama considera que en el proceso fabulador de Ramos Sucre, «el hijo dilecto de los equívocos», se establece una suerte de extraña corriente y reciprocidad entre lo real y lo imaginario... y su adjetivación es suntuosa, solemne y muy precisa dentro de la intemporalidad e impersonalidad buscadas en sus textos».

La obra de Ramos Sucre ha sido publicada por Monte Ávila Editores en 1969 y 1985; por la Dirección de Cultura de la Universidad Central de Venezuela en 1979; por la Biblioteca Ayacucho en 1980. Pero será en 1988 cuando Ramos Sucre llegue finalmente a Madrid. En una edición a cargo de Katyna Henríquez Consalvi, con prólogo de Salvador Garmendia, la prestigiosa Editorial Siruela publica su obra bajo el título de Las formas del fuego, «una de las obras más interesantes que se pueden encontrar en las letras hispanoamericanas del siglo», según comentario de José García Nieto de la Real Academia Española; en el suplemento de libros de El País, de Madrid, Almudena Guzmán, crítica española, considera que Ramos Sucre es poseedor de «una prosa poética impecable, ejemplo de musicalidad y elegancia, llena de construcciones tan insólitamente bellas...». Después de la edición en España, donde impactó ese perfecto dominio del lenguaje y su mundo melancólico y desolado, su obra es traducida al portugués por el reconocido hispanista José Bento, y publicada en 1992 bajo el título As formas do fogo, con prólogo de Eugenio Montejo.

En 1999, el Fondo de Cultura Económica de México publica el libro Obra Poética con prólogo de Guillermo Sucre y compilación de Katyna Henríquez Consalvi. La Colección Archivo de la UNESCO prepara actualmente la edición de su obra completa.

En homenaje a su memoria la Universidad de Salamanca creó la cátedra de literatura venezolana José Antonio Ramos Sucre.

Ramos Sucre, superficialmente juzgado por los críticos de su época, estaba consciente de la trascendencia de su obra poética, y el reconocimiento actual viene a confirmar la certeza de su pensamiento, cuando en carta a su hermano Lorenzo el 25 de octubre de 1929, afirma: «Creo en la potencia de mi facultad lírica. Sé muy bien que he creado una obra inmortal y que siquiera el triste consuelo de la gloria me recompensará de tantos dolores». Y así, Ramos Sucre ya no podrá, como escribiera en su poema «El maldito», escapar de los hombres hasta después de muerto.
--

Siendo aún joven, a Ramos Sucre le ocurrio lo mismo que al conde León Tostoi ya de viejo (rodeado de familia y con varias obras reconocidas en su haber). Bien describió Tefan Zweig (otro maldito) en su obra biográficaTOLSTOI [5]:

--Cita
¿por qué ha perdido toda su alegría el fuerte y rico León Tolstoi?

Tragica contestación: No le ha sucedido nada. Nada. Terrible palabra. Nada. Eso es todo; Tolstoi, tras de las cosas ha divisado la Nada. Algo se ha rasgado en su alma; en su interior se ha abierto una hendidura estrecha y negra, y sus ojos están fijos para mirar, a través de esa rendija, el vacio, lo otro, lo frio, lo amorfo, lo intangible que se abre tras nuestra vida tibia y regada por nuestra sangre.

Quien ha mirado una sola vez en ese abismo indescriptible, ese ya no puede apartar nunca la vista de el.
--

Posiblemente, antes de haber concluido muchas obras y vivencias, aún en la flor de la vida "útil" del hombre,  escuchó Ramos Sucre la voz tenue e insistente del fantas de Platón expresada en William Butler Yeats [6]:

--Cita
Sus amigos selectos pensaron en la escuela que al crecer llegaría a ser famoso; él pensaba lo mismo y vivió rectamente de sus veinte a sus treinta trabajando; 

"¿Y qué?", dijo el fantasma de Platón. "¿Y qué?".

Cuando escribió fue leído más tarde, después de cierto tiempo ya ganó dinero para sus necesidades y amigos que lo fueron de verdad. 

"¿Y qué?", dijo el fantasma de Platón. "¿Y qué?".

Se realizaron sus sueños más felices: una vieja casita, mujer, hija e hijo, un huerto con ciruelos y con berzas, escribieron sobre él poetas y eruditos; 


"¿Y qué?", dijo el fantasma de Platón. "¿Y qué?".

El trabajo está hecho -pensó al envejecer- de acuerdo con mis planes de muchacho; ¡Que rabien los estúpidos!, de nada me desvié y algo me llevó a la perfección. 

Pero más recio dijo el fantasma, "Y qué?".
--


Referencias

[0] Wolfe, Thomas - "Del Tiempo y el Río" (título original: Of Time and the River) - 1935.
[1] Sant Roz, José – “Tener conciencia centuplica por mil el horror de la existencia" -  2010.
[2] Sant Roz, José – “Argenis Rodríguez, Desesperación Calificada” – 2000.
[3] Sucre, Guillermo – “Ramos Sucre: La Pasión por los Orígenes” - en José Antonio Ramos Sucre, Poética, compilación Katyna Henríquez Consalvi, México, Fondo de Cultura Económica, 1999, pp. 9-38.
[4] Ramos González, Isabel Cecilia – Apunte Bio-bibliográfico – en http://www.cervantesvirtual.com/bib/bib_autor/Sucre/autor.shtml
[5] Sweig, Stefan - "Tolstoi".
[6] Yeats, William B. - "What Then?", poema.


Lectura complementaria